martes, septiembre 27, 2005

Nuevamente en la espiral urbana...

la película






Llegamos a las 6:55 AM, el mismo Santiago Gris, y la clásica resaca de no querer hacer nada. Al dejar a Alejandrita en el colegio, comencé a padecer un dolor de cabeza proverbial, el típico síntoma de intoxicación "la-ciudad-te-da-la-vienvenida"...Se atascó la lavadora, me llegó la disfonía, la dipirona no sirve, hay un jugo descompuesto, no me abre aquel condenado archivo...

En el bus de regreso dieron un video, una película de uncle Sam, "Robot", con Will Smith. Típico producto hollywoodense, diseñado para pasar el rato con bebida y papitas fritas. Yo lo pasé con un sandwish de pernil que me preparó mi abuela. De tal película evoco la actual imperiosa necesidad de tener un robot que me atienda en todo , sí, hasta que toque por mí la guitarra, al menos por hoy.  Obviamente, solo pido que sea muy amable y por favor, en ningún caso






  • Autor del texto: © Eduardo Waghorn H.
    .

    4 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Cuidado, que el robot de la película se hacía el leso, pero era asesino:)

    AM dijo...

    Welcome back!! esperemos que su aterrizaje haya sido suave y le informamos que parece que llueve, el cielo se está nublando, ay mamá me estoy ojando... salutes

    paredro dijo...

    Que sentiran los Robots?
    espero que su retorno alla sido de lo mejor, y que sus dedos se posen por su guitarra pronto que la toca muy bien por ahora..
    Jajajajajajaja
    ¡¡¡salute!!!!
    ¡¡¡LA barra!!!!

    Anónimo dijo...

    La idea es progresar con los años, pero uno también se pone mas reposado...